Fuerza Pública pide a vecinos evitar fiestas y aglomeraciones

Compartir

Durante el fin de semana pasado, la Fuerza Pública de Curridabat atendió 201 incidentes relacionados con denuncias por irrespeto a normas sanitarias para contener la pandemia, como fiestas, escándalos, aforos, invasión de parques, sitios públicos y supervisión en buses.

El capitán Jorge Calderón, jefe de la Fuerza Pública en Curridabat, dijo que este elevado número de denuncias recarga las funciones normales de resguardo de la seguridad ciudadana, como son los patrullajes y labores preventivas y la atención de delitos contra la vida, hurtos, robos y asaltos.

Detalló que algunos incidentes se pueden atender hasta en tres minutos, pero otros pueden consumir hasta una hora, dependiendo del lugar o la situación, lo cual impide la atención de todas las denuncias.

“En algunos casos la gente se disuelve y se retira pero en otros siguen con su comportamiento”, lo que requiere la atención de un mismo incidente varias veces en la noche. En algunos casos, se trata de reuniones o fiestas en condominios privados o lugares de difícil acceso que dificultan la presencia policial.

“Es una situación difícil de controlar, hay personas que no quieren o no atienden las indicaciones de salud, hay momentos críticos cuando se disparan las denuncias y no es posible atenderlas todas ni siquiera dedicando todo el personal y recursos solo a esa tarea”, comentó Calderón.

La atención de la pandemia también requiere de la policía la coordinación con el Ministerio de Salud y la Municipalidad para realizar recorridos por parques y zonas públicas, seguimiento a las personas y familias en cuarentena e inspección de comercios, entre otros.

El jerarca policial hizo un llamado a toda la población a ser responsable de su propio comportamiento, a hacer conciencia y respetar las medidas sanitarias. “Hagamos todos nuestra parte”, concluyó.