Curridabat aprueba la primera Política Pública de Bienestar Animal de Centroamérica.

Compartir

La Municipalidad de Curridabat cuenta con la primer Política Pública de Bienestar Animal de Centroamérica, lo que la convierte en una ciudad amiga de los animales. El Concejo Municipal aprobó el pasado 14 de febrero, el programa que impulsa la promoción de la medicina preventiva y la tenencia responsable de mascotas, como un fin para salvaguardar la salud animal y humana.

De acuerdo con Sofía Pérez, jefa de Ambiente y Salud de la Municipalidad de Curridabat, esta política responde a la adopción de una cultura institucional y ciudadana comprometida con la protección y el bienestar de los animales. “La política Pública de Bienestar Animal defiende la relación que hay entre la salud humana y la salud animal, además de incluir otros aspectos como la salud mental, un tema que en Curridabat abordamos de manera integral”. Esta política se alinea con la Ley General del Servicio
Nacional de Salud Animal, N.º 8495, que declara de interés público la salud animal y está presente en normativas como el Plan Regulador y en la atención de emergencias, como un eje transversal de los proyectos municipales.
Para la Municipalidad es vital trabajar por tener un cantón donde prevalezca la empatía y la corresponsabilidad, esto incluye ser una ciudad amiga de los animales. “La educación en compasión y sintiencia animal, desarrolla un sentido de justicia y respeto hacia los seres vivos, y colabora con la prevención de la violencia intrafamiliar, el alcance de la convivencia comunitaria y el fundamento de una cultura de paz”, aseguró Pérez.
Curridabat cuenta con una población aproximada de 78,331 habitantes, al 2018, y se estima que el número de perros asciende a 19,105 y de gatos a 7,833, según estimaciones basadas en un estudio del Instituto de Estudios Sociales en Población (IDESPO).

Proyectos en curso
“Parque para perros”: Curridabat cuenta con ocho espacios acondicionados con mobiliario recreacionales y seguro para mascotas y sus propietarios.
“Capturo, Castro, Libero”: se trata de una estrategia de manejo de perros y gatos callejeros para reducir el número de animales abandonados, así como mejorar sus estándares de bienestar animal.
“Vecino comprometido”: toma en cuenta a líderes sociales con afinidad hacia el tema animal que contribuyen con la comunicación entre la población y la municipalidad.
“Salud mental con bienestar animal”: opera a través del control de casos de peleas clandestinas en perros y acumuladores de animales.
“Castraciones abajo costo o subvencionadas”: la municipalidad realiza campañas en sitios específicos del cantón para el control de la población y la salud de gatos y perros. A la fecha se contabilizan más de ocho mil castraciones.
“Educación para todos”: es un programa de formación formal en tenencia responsable, medicina preventiva, adiestramiento en positivo y primeros auxilios para propietarios con el fin de empoderar e instruir a la población.

Galería

Noticias Relacionadas